Continuidad pedagógica bilingüe en época de cuarentena.

En este contexto de cuarentena obligatoria, que desarticuló la cotidianeidad del mundo entero, decidimos desde el primer día implementar un plan de continuidad pedagógica usando nuestras plataformas educativas vigentes e incorporando nuevos recursos tecnológicos innovadores para continuar el proceso de enseñanza –aprendizaje, seguir en contacto, tejer redes afectivas y consolidar competencias de dinámicas colaborativas online en toda nuestra comunidad educativa.
Hace 10 años nos propusimos como misión preparar estudiantes para ser pensadores críticos, flexibles, creativos e innovadores en un mundo globalizado. Hoy nos encontramos con el desafío de sostener nuestros pilares pedagógicos priorizando la comprensión y el pensamiento por sobre el conocimiento, generando espacios de retroalimentación e interacción y de valoración continua.
Con este cambio de contexto, hemos rediseñado el abordaje de los contenidos curriculares adaptándolos a propuestas online interactivas en todos los niveles, implementando un cronograma de clases virtuales presenciales que se asemeje a la jornada educativa en las aulas, dejando además grabadas las clases para que quien no hubiera podido conectarse pueda hacerlo en otro momento. Se incorporaron dentro del cronograma las clases en castellano, inglés y portugués, las tutorías de soporte y las clases de educación física, artística e informática.
Este plan inicial fue mejorándose con el transcurso de los días y la modificación de los plazos de cuarentena, desafiándonos a ser aún más flexibles en el uso de los recursos, adecuándolos a las necesidades cambiantes. Un ejemplo de esto fue el uso de los breakout rooms para hacer trabajo en equipo en vivo y que el docente pueda ingresar a cada grupo emulando el espacio áulico con el foco en desarrollar una dinámica más interactiva, reflexiva y personalizada que permita la visibilidad de la comprensión y el pensamiento por sobre la transmisión del conocimiento. Además, nos propusimos que ningún estudiante quede afuera de las actividades, disponiendo de una persona que asista a los chicos/as que tienen dificultades de conexión para hacerles llegar las actividades.
Estamos convencidos de que no podemos transitar este momento forzando situaciones como si nada pasara. Por esto es que generamos encuentros presenciales virtuales entre los estudiantes y el equipo de orientación para que puedan compartir sus inquietudes o preocupaciones y transitar esta situación tan especial con mayor tranquilidad. También continuamos con nuestros talleres de educación emocional habituales poniendo el foco en el valor de la resiliencia y el pensamiento positivo.
En este sentido, destacamos la importancia de los espacios de encuentro no dejando de lado nuestras tradiciones escolares, como por ejemplo reunirnos para conmemorar fechas patrias cantando juntos el Himno Nacional.
Apoyándonos en nuestros pilares, nos flexibilizamos y desarrollamos agilidad en la toma de decisiones en contextos inciertos. Seguimos en camino de transformar las situaciones difíciles en oportunidades. Y en este rumbo, desde la actitud positiva diaria, el esfuerzo y el hacer en contextos difíciles, ser ejemplo para nuestros estudiantes.
Estamos online desde la primera semana. Seguimos aprendiendo y construimos en cada jornada de clases el espacio tan necesario para nuestros estudiantes. El colegio, sus vínculos y sus rutinas se trasladaron a las casas a través de los dispositivos, sabemos que es un desafío compartido con las familias y solo podremos sostenerlo juntos.