Login

Use Facebook or an email

or

Forgot your password? Reset

Don't have account? Signup

Signup for free

Use Facebook or an email

or
By signing up you agree to the Terms & Conditions and Privacy & Policy

Reset password

Enter email to reset password

Already have account? Login
Don't have account? Signup
×

Educación bilingüe en la temprana edad: ¿por qué decirle sí?

E star en contacto con un idioma diferente al materno de manera rutinaria en los primeros años de vida tiene un impacto significativo para mejorar la capacidad de aprendizaje de nuevas lenguas. Luisina Menoyo, Coordinadora de Inglés de Nivel Inicial y Primario del colegio Austin ebs, nos cuenta por qué.

Muchas veces he escuchado a adultos decir frases como “nunca logré aprender inglés”, “estudié inglés por muchos años y no me acuerdo de nada”, “entiendo lo que me dicen, pero no puedo responder o entablar una conversación”. Éstas y otras declaraciones algo desalentadoras con respecto al aprendizaje del idioma están basadas no solo en sus propias experiencias y percepciones sino en fundamentos científicos que lo sustentan. Varios estudios han demostrado que hay factores claves en la adquisición de lenguas extranjeras que están relacionados con la edad del aprendiz cuando entra en contacto con la misma y si el ambiente en el que está inmerso califica o no como bilingüe.

Con respecto a la edad, es importante resaltar que durante los primeros años de vida los infantes son capaces de aprender un nuevo idioma de manera exitosa porque sus cerebros están en la etapa más flexible. Lejos de entorpecer otros aprendizajes característicos de la edad como lo son su lengua materna, sus habilidades motoras, la socialización con pares, entre otros, sus cerebros actúan como esponjas que les permiten absorber el conocimiento de una manera natural. Si bien se ha comprobado que el cerebro es neuropático y que, por lo tanto, podemos aprender durante toda la vida, también es cierto que en este período es donde se generan más conexiones neuronales y al estar el cerebro en una fase de gran crecimiento, es el momento justo para alimentarlo de información y estímulos lingüísticos. La gran pregunta sería entonces cuál es la mejor manera de ofrecer dichos estímulos, optimizando su extraordinaria capacidad de aprendizaje en la edad temprana. Establecer un ambiente bilingüe parece ser la respuesta más acertada.

El bilingüismo se refiere al uso rutinario de dos o más lenguas para comunicarse en contextos diversos. Esta capacidad de cambiar constantemente de idioma le permite al aprendiz desarrollar mayores habilidades cerebrales como cambiar de una tarea a otra, enfocándose y lidiando contra las distracciones. Las personas bilingües siempre están entrenando el cerebro de manera inconsciente, y en el caso de los niños más pequeños, lo hacen a través del juego, las canciones, las historias y el intercambio con pares y docentes.

Sostener el inglés durante todos los momentos en los que se desarrolla la jornada, les permite a los pequeños aprendices incorporar palabras y estructuras de manera gradual, natural y espontánea, ayudándolos a ganar confianza en sí mismos y ofreciéndoles herramientas para que puedan utilizar tanto dentro como fuera del aula siempre que lo requieran. En Austin ebs le decimos sí al bilingüismo desde la edad temprana porque creemos en la importancia de formar personas creativas, audaces, seguras de sí mismas, sociales, de mente abierta y capaces de incorporarse a un mundo cada vez más globalizado y culturalmente diverso.

Luisina Menoyo
Coordinadora de Inglés del Nivel Inicial y Nivel Primario Austin EBS.

Publicada

2021-11-24


Tema

Institucional

Compartir

Inscripciones

Encontrá aquí toda la información para comenzar el proceso de postulación.